No te desanimes por el frío, las lluvias ocasionales y los días que empiezan a hacerse más cortos. Aprovecha estos meses otoñales para recorrer París con tu cámara y dejarte invadir por los colores, las texturas de las hojas que caen y los reflejos del agua. En esta guía te dejamos 10 razones para fotografiar París en otoño, y levantar el ánimo con foto-cromo-terapia.

1. Es otoño, a fotografiar las hojas caídas

Obvio. Pero la mejor razón para fotografiar París en otoño es que vayas por donde vayas encontrarás en las hojas caídas más de una razón para experimentar con tu cámara. Prueba grandes planos con los colchones de hojas como centro de composición, o intenta aislar alguna hoja que te guste en particular para que te haga de primer plano.

1/1

2. Bokeh perfecto: haz zoom!

Entre tanta hoja y cambio entre el sol y la lluvia, es un momento ideal para obtener un bokeh particular lleno de colores cálidos. Puedes intentar colocarte a ras del suelo para obtener fotografías llenas de color, pero también prueba a hacer zoom sobre las hojas y frutos que cuelgan de los árboles. Las hojas que quedan te darán ese bokeh maravilloso. También saca tu macro para fotografiar los pequeños animales, telas de araña, y aprovecha de esa luz maravillosa del otoño que dura solo pocas semanas.

1/1

3. La luz es deliciosamente dorada

Otoño tiene quizás la mejor luz para fotografiar la ciudad, hacer retratos y fotografiar objetos y animales. Al atardecer y al amanecer existe ese contraste perfecto de tonalidades entre las zonas iluminadas por el sol debilitado y las zonas en sombra. Una paleta mágica de colores cálidos y fríos en contrajuego.

Si sales durante el día posiblemente tengas grandes cambios a medida de que pasan las nubes o se despeja el cielo, pero siempre la luz bañará lateralmente la ciudad creando excelentes ángulos para fotografiar perfiles y contraluces.

4. Utiliza los colores de fondo

Si te gusta más los cuerpos en piedra y bronce, porqué no usar los colores de los árboles para fotografiar esculturas, o fotografiar animales? Que no te animas a buscar arañas por la Coulée Verte, caminando por París encontrarás más de un animal listo para hacerte de modelo y darte una gran fotografía. Prueba darte una vuelta por los estanques laterales de las Tuileries o las esculturas del Jardín de Luxemburgo.

1/1

5. La textura de la piedra mojada y los reflejos del agua

Y sí, en otoño la lluvia está siempre al acecho. Lo bueno es que se alterna con episodios de sol que te dejarán más de una ocasión para aprovechar los reflejos. Intenta fotografiar la torre Eiffel o captar la arquitectura de París a través de los charcos que irás saltando mientras caminas.

6. El reflejo para fotografías abstractas

Pero además, prueba a usar el agua para que los tonos y contrastes te abran un mundo de composiciones donde explorar la fotografía abstracta, a tu manera.

1/1

7. Es la hora de los retratos

Sin duda, el otoño es un excelente momento para hacer retratos fotográficos en París. No sólo todo está teñido de colores cálidos sino que la luz ha perdido esa fuerza cegadora de los meses del verano. Como antes, busca fondos de colores, aprovecha las horas del atardecer y amanecer y no dudes en usar las hojas y reflejos en los vidrios como filtros y proyectores.

 

 

8. Retratos inusuales

Si tienes una vena artística, prueba a usar las hojas caídas, las texturas del suelo, de las cortezas de los árboles para hacer composiciones según tu línea estética.

1/1

9. Street photography

El otoño que entra deja atrás el momento de los picnics y abre las puertas al ritmo frenético después de las vacaciones.

10. Explora

1/1

© 2018 My Paris Photo Tour.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon